Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

martes, 1 de julio de 2008

RECOMENDADO: LO DEL CHAPARE Y SUS CAUSAS REALES

En las recientes acciones cocaleras contra Usaid en el Chapare, subyacen causas más de tipo económico-sectorial que ideológico-políticas contra aquella sigla connotativa , según el gobierno, de esquemas conspirativos y desestabilizadores. En realidad, los descendientes de miles de náufragos de la Reforma Agraria de 1953 y de obreros despedidos de la minería estatal tras la "capitalización" de YPFB, que optaran por el binomio coca-cocaína como medio de subsistencia, no arremeten allí contra el Tío Sam porque el neoliberalismo fulgure en su solapa con luces de imperialismo. Es más bien a causa de la cerrazón territorial con la cual amenaza el desarrollo alternativo a sus planes de expansión de cultivos para vender más y a mejor precio la glauca hojita. Recordemos la tremolina que los cocaleros armaron en el subtròpico cochabambino cuando a partir de 1988 , la ahora satanizada "Ley 1008" contra el narcotráfico, endureció en forma extrema las penas contra los delitos de narcotráfico, poniéndole límites a los cultivos de coca. Al mismo tiempo, se puso en marcha un Plan de Desarrollo Alternativo con toda clase de estímulos para que en el Chapare y zonas vecinas, en vez de coca, se produjera plátanos, piña, palmito, pimienta negra y otros frutos de mucha demanda en el mercado interno e internacional. Poco después, en el marco de la cooperación bilateral con Estados Unidos y la multilateral con Europa (Unión Europea) empezaron a ejecutarse programas de apoyo al desarrollo alternativo, como la construcción o mejoramiento de caminos, obras comunales, conservación de áreas protegidas, como la de los parques Carrasco e Isidoro y Securè. El aliento a la industria eco-turística figuró también entre las metas de este emprendimiento. Resultados: hasta el año 2004, se redujo en forma ostensible la superficie de los cultivos ilícitos de coca en el Chapare (ahora, con este gobierno, empiezan a incrementarse). Se estima en más de 40 mil familias campesinas la masa beneficiada con todos los capítulos del programa. En el Chapare y zonas aledañas, al lado de pequeños productores de banana, piña, palmito y otras especies, existen medianos empresarios que sacan su producción (bananas y piñas) al mercado externo (particularmente, a la Argentina). Empresarios medianos de la industria ecoturística se agregan a la lista. Que no les va mal, lo prueban los hoteles que han construido en el Chapare. A los cocaleros, naturalmente, no les complace para nada tener al frente a sectores emergentes como los referidos que le impiden ampliar sus cultivos ilegales de coca. Conste que en sus planes de expansión figuran inclusive los parques nacionales de Carrasco e Isiboro y Sécure, donde la visión de comunidades indígenas incorporadas al circuito del ecoturismo les provoca derrame biliar. Quieren poco menos que salgan de su "territorio" los beneficiarios del Plan de Desarrollo Alternativo. Pretenden que todo el subtrópico cochabambino, incluyendo los parques naturales, se conviertan en una inmensa plantación de coca. Así podrían producir más y vender mejor, para alegría del narcotráfico. Ayuda a esto, naturalmente, que Usaid y demás cooperantes emprendan las de Villadiego. Nada ideológico en el asunto. Sólo intereses de tipo económico-sectorial contrapuestos al de los que en vez de coca producen bananos, piñas, palmitos y otras cosas. Estos últimos no son pocos. Suman ya decenas de miles. Es altamente probable, en consecuencia, un enfrentamiento entre ellos y los cocaleros. El Chapare, a punto de convertirse en todo un revuelto avispero. Lo que nos faltaba.
Fuente:
http://www.lostiempos.com/noticias/01-07-08/01_07_08_pv5.php

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog