Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

lunes, 3 de noviembre de 2008

¿Referendo con estado de sitio?

Todo hace presumir que se realizará en la fecha señalada el referendo para que el pueblo en las urnas apruebe o rechace la Carta Magna de la Glorieta, cuyo texto final fue consensuado entre el Gobierno y sectores de la oposición, acuerdo que marcó la señal para que el Congreso Ordinario de La Paz se transformara de súbito en “Poder Supremo”, calidad que sólo investía la tan cuestionada Constituyente de Sucre. En toda consulta popular, el derecho del ciudadano a sufragar en absoluta libertad, sin que nadie ni nada influya en la dirección política de su voto, constituye elemento esencial de aquella facultad. Inviste igual carácter el derecho que asiste a los partidos políticos y agrupaciones ciudadanas a realizar campañas electorales en forma libre, sin medidas de excepción que impidan concentraciones, marchas proselitistas y propaganda callejera. Es que la soberanía reside en el pueblo y se atenta contra la democracia si a cualquier sector de la colectividad se le restringe de alguna manera el ambiente de libertad y seguridad que debe primar en cualquier evento eleccionario. La nueva CPE, aunque con visibles fallas gramaticales y enredos conceptuales, acoge muchos de los principios de la vieja ley fundamental. Es el caso del artículo 26 de su Sección II sobre Derechos Políticos: “Todos los ciudadanos y ciudadanas (sic) tienen derecho a participar libremente en la formación, ejercicio y control del poder político, directamente o por medio de sus representantes, y de manera individual o colectiva”. Un estado de sitio como el que el Gobierno no quiere levantar en Pando restringe drásticamente los derechos referidos. Opone un ambiente de intimidación y terror a la presencia en las urnas de sectores ciudadanos congregados en la oposición al actual régimen. Peor todavía si a las restricciones de las libertades personales inherentes a un estado de excepción se agrega la represión enmascarada de juicios penales que ya tienen en su haber múltiples confinamientos y secuestros (detenciones sin mandamientos válidos de autoridad competente). Bajo semejantes y cuestionables condiciones, ningún referendo puede alcanzar legalidad alguna en el departamento de Pando. Si el Gobierno insiste en su negativa de no levantar el estado de sitio y mantiene su propósito de que allí el referendo confirmatorio de la nueva Constitución transcurra con tropas militares y policiales patrullando las calles y cercando los recintos electorales, no hará otra cosa que poner a disposición de su ahora tan desarticulada oposición argumentos de incuestionables fundamentos para demandar la invalidez de la consulta, incluso a escala nacional. El Gobierno debe suspender allí el régimen de excepción, restableciendo a integridad los derechos civiles y políticos de las personas, lo cual equivale a permitir el retorno de los refugiados en territorio brasileño y la liberación de confinados y secuestrados.
http://www.laprensa.com.bo/noticias/03-11-08/03_11_08_edit1.php

Bolivia capital del narcotráfico

Dando continuidad a una de las líneas maestras de su política exterior, el gobierno del Movimiento al Socialismo ha decidido asestar otro golpe a nuestras relaciones con Estados Unidos al suspender las operaciones de la Drug Enforcement Administration (DEA), agencia antidrogas del país del norte. Los argumentos con que el presidente Morales respalda su decisión son los mismos con que justificó sus anteriores ofensivas antiestadounidenses: la supuesta injerencia política, labores de espionaje y financiamiento al “golpe cívico-prefectural”. Como en los anteriores casos, la decisión de Morales ha sido interpretada por algunos analistas y dirigentes de la oposición como “un error más”. Es decir, sería sólo un simple desacierto ocasionado por el “mal asesoramiento”, mala comprensión de la realidad o, peor aún, un exabrupto presidencial. Sin embargo, dados los antecedentes del caso, todo parece indicar que se trata más bien de la secuela lógica de una meditada política exterior que responde a objetivos precisos y a una estrategia geopolítica articulada con importantes aliados del régimen en el frente externo. De lo que se trataría, en ese contexto, es de que Bolivia consolide su ya importante papel en el escenario mundial como uno de los pivotes de un proyecto político internacional cuyo principal objetivo es destruir el rol hegemónico de Estados Unidos en nuestro continente y en el mundo para sustituirlo por un esquema “multipolar”. La red de alianzas tejidas por la diplomacia boliviana con países como Rusia e Irán, que en sus respectivas áreas de influencia avanzan tras el mismo objetivo, es parte fundamental de tal estrategia. No es casual, por ello que, como paso previo a la expulsión de la DEA, se haya avanzado en las negociaciones con Rusia para que ese país ocupe el lugar que va dejando Estados Unidos en nuestro país. Las consecuencias de ese proceso de alineamiento de Bolivia con un poderoso eje antiestadounidense serán, por supuesto, muchas y complejas. En lo económico, éstas ya se han comenzado a sentir mediante la eliminación de nuestro país de la lista de beneficiarios de la Ley de Preferencias Arancelarias para los países andinos (ATPDEA). Pero en el caso que nos ocupa, las consecuencias negativas pueden ser aún peores. Es que el inocultable apogeo del que gozan en Bolivia las actividades relacionadas con la producción y tráfico de cocaína y otras drogas recibirá sin duda un nuevo impulso. Bolivia tiende a constituirse en una especie de capital del narcotráfico, y eso sólo puede acarrear funestos resultados. Estamos avanzando, pues, por un terreno peligroso. La virtual legalización del narcotráfico tiende a adquirir el rango de política de Estado y eso es algo que, en el mundo actual, podemos estar seguros, no quedará en la impunidad.
http://www.lostiempos.com/noticias/03-11-08/editorial.php

Contra toda esperanza

El título viene del libro de poemas de Armando Valladares, uno de los más notables disidentes cubanos. Pagó con 22 años de reclusión su desencanto con el régimen comunista cubano. Al llegar al aeropuerto internacional de Caracas, a poco de haber sido liberado por el régimen de Fidel Castro, parecía un fantasma enfundado en un traje unos seis números mayor al que le correspondería. Físicamente, era una piltrafa, aunque por dentro llevaba un espíritu de acero. Escogí este título porque lo formulé en una pregunta al Dr. Willman Durán, ex presidente del Tribunal Constitucional, quien acababa de dictar una conferencia sobre el proyecto de nueva Constitución política. En el centro de la argumentación de Durán estaba su empeño en encontrar en ese proyecto una luz de esperanza que permitiera vislumbrar una verdadera pacificación y construcción democrática de Bolivia. “Le puse todo el empeño imaginable. Leí, releí, busqué interpretaciones despojado de cualquier prejuicio. Debía ese empeño a la sociedad boliviana, a mi propio entorno familiar que quiere, como yo, participar de un proyecto armonioso que supere injusticias y promueva justicia. Pero fue inútil. El proyecto por el que los bolivianos votaremos el 25 de enero tiene fallas sísmicas que hunden a la democracia. No da lugar a esperanzas”.¿Cuál es la principal falla?, pregunté. “El tema de la justicia”, respondió.Como ex presidente del TC, institución inhabilitada por el Gobierno actual, y catedrático con vasta experiencia reconocida dentro y fuera de Bolivia, Durán reúne condiciones de credibilidad como pocos jurisconsultos. “Vía manipulaciones en el sistema electoral, tiene asegurado un 20% de votos en cualquier elección. Se le agrega un 40%-45% que puede obtener, en gran parte por el control casi policial sobre el voto campesino, y se llega a los dos tercios. Este Gobierno, entonces, tiene el poder, a través de sus organizaciones sociales y del padrón electoral, de modificar cuantas veces quiera la Constitución que quiere que aprobemos. El artículo 182 proclama que los magistrados serán electos mediante sufragio universal, algo en sociedades democráticas y extremadamente peligroso para la administración de la justicia”.En los albores de la democracia tras la revolución francesa, se intentó que los jueces fuesen elegidos por votación ciudadana. “Al poco tiempo hubo que dar marcha atrás, pues esa manera de designar jueces era un tiro por la culata. ¿Quién garantizaba la idoneidad de los electos? Nadie. Vieron que entraban en un terreno minado y borraron con el codo lo que escribieron con la mano.” Los soviéticos aplicaron esa fórmula nefasta y exhibieron brutalmente lo que puede ser una “justicia” controlada por el Estado, me dijo. Recordé entonces un pasaje sarcástico de Oscuridad al mediodía, del magistral Arthur Koestler, uno de los testimonios literarios de la brutalidad del socialismo real en la desaparecida Unión Soviética bajo Stalin (y antes y después) y con gran participación de mujiks, el campesinado ruso.En ese pasaje, el ex comisario Rubashov depone ante quien ahora ocupa su cargo. El nuevo comisario le dice que la revolución está cambiando la piel de la sociedad. Rubashov le contesta: “Veo el cuerpo despellejado de esta generación. Pero no veo trazas de la nueva piel…”Esta disquisición lleva a ver lo que ocurre en Pando y a preguntarse: ¿qué garantías hay de que el Gobierno cumplirá la CPE si ahora mismo incumple la ley? En lugar de obedecer al tribunal superior de justicia el presidente Evo Morales dijo que “se sospecha” que recibieron dinero los tribunos que decretaron que el mandatario pandino debe ir a Sucre para ser juzgado. Esa manera de mancillar la honra del prójimo sin prueba alguna se ha vuelto habitual en el Presidente. La negativa del Gobierno a obedecer a la Corte Suprema para trasladar a Leopoldo Fernández evidencia la ruta tenebrosa que el proyecto de CPE espera consolidar.
*Periodistawww.haroldolmos.wordpress.com
http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-11-03/vernotacolumnistas.php?id=081102213838

CPE

La Constitución Política del Estado (CPE) es una montonera de leyes que tienen que cumplir los gobernantes y gobernados. No soy de los que quiere que el presidente, Evo Morales, haga todas las cosas bien. Me conformo con que únicamente, lo especificado en la CPE, lo haga bien. Lo demás, llámense fiestas, discursos y partidos de fútbol, los puede hacer como quiera.No me interesa que el Presidente sea bueno o malo, ni siquiera todo lo contrario. Es suficiente que sea “chaninchasqa” (justo, en quechua). Si de vez en cuando quiere hacerles una jocha a sus rivales políticos, que se las haga; pero, respetando la CPE. El presidente Morales, para lograr sus objetivos, pone en práctica su habilidad en el bloqueo de caminos, cercar ciudades y en el soborno a paisanos. Si esto lo hiciera un gobernado común, los gobernantes lo acusarían de violar la CPE. Tener amigos es humano. El presidente Morales tiene amigos. Unos son locales y otros son de afuera. A muchos de sus amigos locales les permite manejar el Estado, aunque continuamente demuestren que son peligrosamente ignorantes y corruptos para hacerlo, que no cumplen la ley y que abusan del poder. A los de afuera, sobre todo al que gobierna un país hermano, le aprueba con entusiasta sumisión, que pública y constantemente amenace de muerte a millones de ciudadanos bolivianos. Le aprueba también, con la debilidad del necesitado, que desparrame sus petrodólares para sobornar, comprar y callar a quien le convenga. Si algún boliviano no simpatizante del Gobierno del MAS tuviera amigos como los arriba mencionados, por desobedecer a la CPE ya estuviera arrestado y condenado, sin juicio de por medio, por sedicioso, separatista y traidor a la patria. Parece que la CPE del Tahuantinsuyo estaba basada en tres reglas: no seas flojo, no seas mentiroso y no seas ladrón. Según el historiador Hans Dietrich Disselhoff, el castigo para los nobles, o entorno del Inca, que violaban la ley, era cortarles la cabeza. El Gobierno del MAS quiere volver 500 años atrás. Sin embargo, a la mayoría de sus dirigentes que violan todo el tiempo, por lo menos dos de las reglas básicas del Imperio Incaico, la autoridad suprema, el Sapay Inca, los haría decapitar. Sigamos con H.D. Disselhoff y los incas: “El gobierno más o menos totalitario del Estado reposaba sobre leyes estrictas, que tenían como finalidad asegurar el mantenimiento del poder” -“el Inca era informado por los Tocoyricoc (‘aquéllos que todo lo ven’), inspectores que recorrían el país”-. “Cada funcionario dirigente administraba justicia en su circunscripción”. Todo esto tiene un gran parecido a la CPE que el Gobierno de Morales quiere que se apruebe en un referéndum. Y ahora, el garrotazo: “Los súbditos del Inca comían, pero no vivían en una frívola prosperidad… Existía un abismo entre las condiciones de vida de la minoría selecta de nobles y la de los campesinos, más modestos”. - Saucedo, ¿vos creés que vuelvan los españoles?
http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-11-03/vernotacolumnistas.php?id=081102214144

Evo Morales y su relación con la coca(ína)

Samuel Doria Medina: Parece que el presidente está empeñado en más producción de coca y cocaína.
http://lapatriaenlinea.com/index.php?option=com_content&task=view&id=72&Itemid=1
Rada vuelve a acusar a la DEA sin dar prueba alguna
http://www.la-razon.com/versiones/20081103_006445/nota_249_702672.htm
Gobierno conmina a la DEA a abandonar territorio boliviano, después de 35 años de labor.
http://lapatriaenlinea.com/index.php?option=com_content&task=view&id=73&Itemid=1
Bolivia pide salida rápida de la DEA
http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-11-03/vernotaahora.php?id=081102212859
Bolivian President Evo Morales said Saturday that he was suspending the work of the U.S. Drug Enforcement Administration in Bolivia and that the government will take control of its activities in the war on drugs.
http://www.cnn.com/2008/WORLD/americas/11/01/bolivia.dea/?iref=hpmostpop

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog