Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

viernes, 28 de noviembre de 2008

Corrupción e incompetencia

Se da por sentado que el mayor vicio político, causa de nuestro rezago social, es la corrupción; pero me asaltan serias dudas: haga usted cualquier trámite, gestión o papeleo y tropezará con una muralla de funcionarios y empleados incompetentes, irresponsables, ignorantes. La corrupción pasa inadvertida porque tiene mil caras y es casi siempre invisible, mientras que la ineptitud es perceptible y está a la vista de todos: se hace evidente en las largas colas que debemos hacer para cumplir imposiciones burocráticas inútiles y dispendiosas. En este mundo de Dios estamos obligados a demostrar nuestra existencia con certificados y a hacer trámites aún antes de nacer, dentro el vientre materno, y hasta después de morir, mediante nuestros deudos. La incompetencia es quizá más maligna que la corrupción porque entorpece la vida social, destroza las instituciones, destruye la fe en el Estado y menoscaba nuestro orgullo nacional. Es hija legítima de la corrupción, producto del nepotismo, del compadrerío y del favoritismo político; pero es más torpe porque casi siempre va de la mano con la soberbia y la prepotencia. Muchas instituciones son imprescindibles para el funcionamiento de un país; pero más bien entorpecen la vida social porque están dirigidas por burócratas oportunistas e ineptos. Casi todos los hombres servimos para algo, y a eso debemos dedicarnos para cumplir nuestro papel en la sociedad. Nadie sirve para todo; pero justamente los políticos profesionales, incapaces de ganarse el pan decentemente, creen ser como el "mentholatum", panacea universal: pueden ser diputados, concejales, prefectos, embajadores o ministros de cualquier cosa. No caen en cuenta de que mejor lo harían lustrando zapatos o vendiendo baratijas porque los ineptos se caracterizan justamente por sobrevalorar sus capacidades personales. La incompetencia personal, privada, no pasa de ser anecdótica: un mal zapatero se muere de hambre, solito; pero un funcionario inepto perjudica a toda la sociedad. La incompetencia del Estado es siempre pública, y lo peor es que está pagada por sus víctimas, los ciudadanos. Las aptitudes para desempeñar con eficacia un trabajo tienen siempre un límite, y pasado ese nivel devienen en incompetencia (Principio de Peter). Esto significa que un buen mensajero no será necesariamente un buen gerente; pero en política no hay principios ni leyes que valgan, y si un ministro cumple una gestión desastrosa lo más probable es que el patrón le consuele con una embajada. Por eso, el gran culpable del desbarajuste institucional es siempre el mandamás: en vez de optar por la capacidad o el mérito prefiere la obsecuencia incompetente. Las consecuencias están a la vista: los cotidianos bloqueos y despelotes callejeros, el caos vehicular, la escasez de carburantes, el incremento de delitos, el éxodo a países extranjeros, los sucesos de Achacachi y otras calamidades podrían evitarse con una pizca de inteligencia o de sentido común; pero son sólo ejemplos de la densa maraña de incompetencias institucionales que nos hacen marchar hacia atrás, como cangrejos. Todos idealizamos una administración pública eficiente y honesta; pero, ante la cruda realidad, ¿estamos en situación de optar entre el cáncer y el sida? ¿Es preferible un funcionario corrupto o uno incompetente? Lo grave es que ni siquiera tenemos esa alternativa, porque la corrupción y la incompetencia van siempre juntas: son hermanas gemelas paridas por la partidocracia Por eso, "burocracia" y "burócrata" se han convertido en malas palabras.
http://www.lostiempos.com/noticias/28-11-08/28_11_08_pv2.php

La campaña gubernamental por el NO

A casi dos meses del referéndum para aprobar o rechazar la nueva Constitución Política del Estado (CPE), que nos regirá y dará la tónica de cómo será nuestro nuevo país y sus leyes, las campañas por el Sí y el No empiezan a actuar sobre nosotros.Una campaña –la más fuerte– nos induce a votar por el Sí. Se nos dice que la nueva CPE es el súmmum de la sabiduría política actual, mediante la cual Bolivia será el dechado de la igualdad, del progreso y del bienestar para todos.La campaña por el No, aunque de capa caída por el momento, seguramente se articulará e invitará a rechazar esta CPE, hecha forzadamente, según recetas venidas de arriba y no consensuadas por todos los constituyentes. Fue elaborada entre los muertos y heridos de Sucre hace exactamente un año, luego se fue a Oruro y, finalmente, fue terminada en el Congreso.Pero además de esas dos campañas claras aparece para el ojo avizor otra difuminada, que se inclina por el No, y que es dada por los hechos y las palabras del propio Gobierno. Esta campaña surge del análisis, primero, y del juicio, después, que se puede hacer de los actos de la gestión gubernamental en las condiciones constitucionales actuales, a fin de que basados en ellos prever cómo será esa gestión en el futuro con una nueva CPE hecha precisamente a la medida del Gobierno. Por ejemplo, analizar y juzgar el último linchamiento masivo acaecido en Achacachi con visos de ‘justicia comunitaria’. Este hecho, ¿no estará dando ya un indicio de cómo será la nueva administración de justicia en nuestro país, siendo lo acontecido de alguna manera fruto de las prédicas gubernamentales que soliviantan a la chusma? ¿No están precisamente en Achacachi los ponchos rojos, aleccionados por un discurso vicepresidencial de tipo fascista para levantar el fusil e imponerse a otros? Y surge la pregunta clave, ¿no será entonces que con la nueva CPE se ‘constitucionalizarán’ hechos como los de Achacachi y las nuevas leyes permitirán eso como una ‘conquista social’ ahora todavía solapada?Otro ejemplo. Las políticas económicas del país y el manejo económico de éste deben derivar de lo que al respecto dice la CPE y las leyes que en ese sentido se emitan. ¿Serán esas políticas y leyes, ya emanadas con toda fuerza de la nueva CPE, las mismas que el Gobierno está aplicando ahora? Por tanto, ¿esas políticas económicas que con tan poco tino y acierto se están implementando, se profundizarán con la nueva CPE en la mano? ¿Qué efecto tendrá para el país y para los bolivianos la ejecución ya constitucionalizada de las actuales políticas y medidas económicas del Gobierno? Pregúntese y respóndase cada uno, y vote en consecuencia.Otro ejemplo. El actual desprecio gubernamental por las leyes y la acomodación de éstas a sus propósitos, ¿serán corregidos por la nueva CPE o más bien ella constitucionalizará eso? Parece así que éstos y otros muchos hechos gubernamentales, y la extrapolación de ellos respecto al futuro, pueden ser calificados como una campaña gubernamental para votar por el No, por supuesto que sólo para los que piensan.
* Ciudadano, CI 1022046 Sucre
http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-11-28/vernotacolumnistas.php?id=081127230210

Por qué la desesperación

El gobierno está desesperado, sucede que después del clímax que vivió el propio Presidente y la estructura del poder con la aprobación del referéndum constitucional donde llegaron a las lágrimas, tocaron con las manos el cielo, vivían su propia utopía, y de pronto al pasar los días se encuentran con las contradicciones que representa la lucha por el poder que ofrece la cruda realidad, llegaron los escándalos de la mano de Lineras y el Ministerio de Obras Publicas, luego aparecieron las encuestas publicadas de dos empresas y otras dos que se manejan de forma interna y las cuatro en si ofrecen que la gente de las calles de todo el país se decide por no aprobar una constitución que alimentará la división del país, que los ciudadanos conociendo la forma del “caballo de Troya” que nos trae el nuevo proyecto constitucional optan por el NO y no lo hacen por convicciones políticas o por oposición al proyecto de continuismo de Evo sinó por que la Constitución vigente ofrece seguridad, la misma que no es una panacea pero la conocen y temen que la nueva nos traiga consigo un paquete de sangre, sumado a esto debemos decir que las nubes negras de una crisis económica originada en el mundo del consumismo y la especulación nos amenaza y amenaza con la desocupación y el hambre a miles de obreros que ya sienten en Bolivia los despidos en las minas, en las fábricas, y a este panorama le sumamos la decisión de los EE.UU. que injustamente castiga a los industriales bolivianos que gozan de los beneficios arancelarios del acuerdo del ATPDEA, que más que un castigo es un tiro de gracia a nuestra economía. La crónica de estos conflictos son los macros y los externos, en lo interno el panorama no es distinto, a más del desgaste que vive el gobierno por la escasez de los hidrocarburos para el consumo del aparato productivo, el drama se incrementa a limites que en los hogares no encuentran desde un simple balón de GLP, las colas de los surtidores tienen efecto negativo a los administradores del estado, el conflicto de poderes entre el ejecutivo y judicial también suma, la inseguridad jurídica que produce en las inversiones que no son respetadas, o la de los ciudadanos que observan como grupos especiales de la policía encapuchados amenazan incluso los sueños; este panorama es indudablemente un caldo de cultivo para que el NO se reproduzca de manera insospechable, que amenaza la reelección de Evo Morales por un periodo constitucional mas, que se produciría un descontento entre las bases y núcleos de los movimientos sociales, que pondría en peligro amplios apoyos en favor del Presidente. Por eso es la desesperación del gobierno, es por eso que se deciden por el peor camino de buscar revertir dichos resultados y su estrategia es la del enfrentamiento, de la provocación, de la mano dura, de la aceleración de medidas que estaban previstas como ser la de avanzar hacia las tierras del oriente con el pretexto de acabar con la servidumbre expulsando de sus casas a los trabajadores de la misma (los sirvientes) y sustituyéndolas con personas traídas del occidente, con lo que sus argumentos liberadores caen en saco roto, la búsqueda de ampliar detenciones a dirigentes cívicos con acusaciones sin argumentos y pruebas sobre hechos de “terrorismo” en algún ducto, situación que la empresa administradora de dicho ducto sostiene que el accidente fue por una mala maniobra técnica, pero eso no les interesa, ellos buscan desarticular a los hombres que puedan liderizar el NO, ellos son los cívicos cruceños y otros, en el fondo a Bolivia toda hasta hoy le sigue doliendo la forma grosera en la que se actuó en Pando. Es por todo ello que no nos sorprenda mañana las acciones que puedan excederse y obligar a actuar con respuestas violentas, es eso lo que ellos buscan, es ese el “talón de Aquiles” nuestro y debemos soportar más de una bofetada pero no caer en la tentación de la confrontación, es en ese terreno que no debemos caer.
http://www.elmundo.com.bo/Editorialnew.asp?edicion=28/11/2008

Winston Estremadoiro: El cambio según Evo y Obama

Aunque sean calificativos quizá inocuos cuando no son cargados de sesgo prejuicioso, tal vez incurro en el mal gusto del guarango Hugo Chávez, que siendo un zambo, se refiere a Barack Obama como el negro, luego de llamar indio al cansancio a Evo Morales. Lo hago al tararear la cumbia "mama, qué será lo que quiere el negro" , la pregunta de moda entre comentaristas y columnistas, cuando no entre comunistas de nuevo cuño apiñados en parasol agujereado llamado socialismo del siglo 21, sobre lo que hará el Presidente electo de EEUU. Aparte de emoción, me provoca reminiscencias el rotundo e histórico triunfo de Barack Obama. Como cuando abordé un bus de servicio público en Houston; el chofer me miró y con el pulgar empuñado hacia atrás apuntó donde negros y mejicanos se replegaban: cuando abrí la boca con vocablos letrados y cejas arqueadas de enfado, el anglosajón accedió a que tomara asiento donde me viniera en gana, adelante. Recuerdo al amigo, uno de cinco negros por primera vez aceptados en mi universidad, que por meterse de activista terminó con 15 años de cárcel: le plantaron porros de marihuana. Ah, las bocas abiertas de tejanos emperifollados y los ojos ambarinos de una bella mulata, hija de un pastor religioso, que fuera mi pareja cuando la ópera Aída de Verdi inauguró el teatro de conciertos de Houston; cedidos los tiques por unos ricachones de viaje a la entidad de familias anfitrionas que cariñosas nos acogían, abusé de ser mandamás en la asociación de estudiantes extranjeros para coparlos. Que un negro arrasador del voto electoral ocupe la Casa Blanca desde enero es ejemplo de cuánto ha cambiado para bien en EEUU. En el ámbito contemporáneo me causó risa tanto aspaviento en los mandamases mundiales para ponerse del lado del tibio sol que nace, Obama, luego de la gélida y oscura gestión presidencial de Bush. De díscolos contestatarios, Ahmadinejad escribió una carta afectuosa, Chávez improvisó un joropo cariñoso, Fidel pontificó consejos de abuelito. La mayor hilaridad fue causada por los tanteos de Evo para tener una cumbre de cumbres entre el ratón y el león. Hago alusión a la irónica novela The Mouse That Roared (El ratón que rugió) , que Peter Sellers protagonizara en cómico film, porque sólo en tono chistoso se entiende el contrasentido de tanta hostilidad a la potencia del norte, previos al pretensioso deseo del indio de encontrarse con el negro, como si el color de la piel diera lugar a inmediata afinidad. ¿Amnesia repentina u obtusa turbidez? Si días antes redoblaron tambores de expulsar a la CIA; días más hacía que presentaran "pruebas" para demostrar el maridaje con el narcotráfico de la agencia estadounidense contra las drogas. Semanas antes hicieron del Chapare territorio libre de control de la producción de pichicata. Un mes pasó de la expulsión de Usaid y el cese de sus esfuerzos de diversificación de la producción para reducir la dependencia en la hoja de coca. Meses antes se había declarado persona non grata al embajador de EEUU. Quizá fue el comentario del candidato demócrata en noche victoriosa, de que el cambio había llegado a EEUU, que inspiró a Evo Morales a lanzar una de sus tantas liviandades con pretensión de ocurrencia, que le dan aires de sapiencia ante los ignorantes: ¿acaso el tuerto no es rey entre los ciegos? Tal vez llegó a pensar que el Presidente electo le estaba copiando el libreto. Puede ser que su limitada perspectiva le hiciera cavilar que en EEUU ocurre como en Bolivia, donde dan al traste avances de gobiernos previos, para empezar de nuevo y desde abajo la penosa labor de Sísifo andino de empujar hacia arriba la pesada piedra de gobernar bien. Pero si hay algo que marca diferencia entre EEUU -y cualquier nación exitosa-- y Bolivia, es la fortaleza del Estado. A título de cambio no se dará el debilitamiento sistemático de las instituciones que se observa en el régimen de Evo Morales: Tribunal Constitucional, Poder Judicial, Corte Nacional Electoral, prefecturas, Banco Central. El cambio que propiciará Obama se basa en méritos al seleccionar a los mejores colaboradores, mientras que el etnopopulista boliviano priorizó el llunquerío y el prebendalismo, apiñando en bolsa a gatos maulas que muestran las garras a opositores y las uñas en el manejo de la cosa pública. El cambio del que habla Obama no parte del resentimiento étnico, ni se basa en anecdotario de truculentos casos de abusos raciales, más probados y creíbles en EEUU, que los ojos vaciados y las manos mutiladas por querer aprender a leer y escribir, melodramas con que el dizque primer presidente indígena de Bolivia solivianta a masas y hace babear a periodistas extranjeros. El cambio que se operará con Obama parte de ponderación sensata de los problemas de su país, donde la economía es prioridad indiscutible. Cuánta diferencia de la negligencia del desempleo y la inflación, la charlatanería de ser una potencia, del cambio que parece ser sólo relevo de rateros, del altanero blablá sobre dignidad y soberanía en el país con una mano adelante y otra atrás. Si en Bolivia se asesina a guisa de justicia comunitaria, EEUU tiene también lo suyo con su historia de magnicidios. Rezo porque no ocurra lo de aquel día de noviembre de 1963 en un hotel de Houston, cuando se raleó el café en la jarra que yo servía a tazas aguadas por las lágrimas de los clientes y se borronearon cuentas que anotaba mi mesera, cuando la televisión anunció el asesinato de Kennedy en Dallas y todos llorábamos. En violento país donde aún prima el controvertido derecho de poseer armas de fuego, herencia de tiempos del lejano oeste de pioneros, pistoleros y pieles rojas, Dios no quiera que algo así suceda con Obama, hálito de aire fresco como fuera Kennedy, en la pesada atmósfera de poder de la primera potencia mundial.
http://www.lostiempos.com/noticias/28-11-08/28_11_08_pv6.php

Orureños deben pedir la renuncia del directorio del comité cívico

Los orureños deben pedir la renuncia del directorio del Comité Cívico de Oruro, porque se identificaron con intereses político partidarios, aseveró ayer la diputada de Poder Democrático y Social, Jheymi Flores, al cuestionar la participación del ente cívico en el proyecto del Movimiento Al Socialismo (MAS) para la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado, en el referéndum del próximo 25 de enero.La parlamentaria orureña manifestó que el Comité Cívico de Oruro tiene la obligación de velar por los intereses de la región y no velar por los intereses, político partidarios.“Lamentablemente, ayer (miércoles) hemos escuchado la conferencia de prensa en la que el Comité Cívico apoya la campaña por el Sí al nuevo proyecto de la Constitución Política del Estado. Llama mucho la atención porque existen varios temas pendientes a nivel departamental, el mismo Marcelo Elío mandó notas en el tema hidrocarburos, y no ha recibido una respuesta del gobierno”, explicó.
http://lapatriaenlinea.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2241&Itemid=32

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog