Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Emilio Martinez: El reino del revés

NOTA ESCRITA POR EL AUTOR DE CIUDADANO X
Parlamentarios de oposición hacen campaña por el Sí al proyecto de Constitución plurinacional, Evo Morales dice promover la autonomía y un senador de Podemos defiende a la guerrilla trotskista.Este es el ‘reino del revés’ instalado en Bolivia en los últimos tiempos, un escenario desquiciado que comenzó a construirse con el Referéndum Revocatorio, que consagró la ficción de un “Gobierno de 2/3” y que tuvo como corolario el golpe contra la prefectura de Pando.Fracturados los equilibrios democráticos mediante el fraude, invadido uno de los departamentos autonómicos con la complicidad de Unasur, encarcelados varios dirigentes regionales y un periodista como escarmiento a toda posible disidencia y amedrentada la población civil por la movilización de milicias sindicales armadas, se abrió la escena para el juego de diversos tipos de colaboracionistas, que buscan congraciarse con el nuevo poder dando olímpicas volteretas ideológicas.Posiblemente, el contubernio de la mesa clandestina sea el ejemplo más preciso de esta época infame. Entre cuatro paredes, personajes de dudosa trayectoria se prestaron a maquillar la Constitución-Trampa para que la autonomía sirva de cebo y el país se trague el anzuelo, legalizando con el voto un régimen autoritario y segregacionista.Porque nadie debe engañarse sobre esto: bajo un sistema de tintes totalitarios la autonomía sólo será una ficción. Recordemos, si no, que la extinta Unión Soviética era en teoría un Estado federal, pero en la práctica el Partido Comunista centralizaba el poder en Moscú. Y que otro tanto pasa en la Venezuela chavista.En este contexto de compra de indulgencias y adaptación a la hegemonía masista surgen posturas como la del senador Roberto Ruiz, quien asume la defensa de Rodolfo Matarollo y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), aprovechando de paso para reinventarse un pasado de izquierda radical que le permita el ‘entronque histórico’ con el proyecto gobernante. Sobre Matarollo, basta agregar a lo escrito en un artículo anterior que su nombre figura en los seguimientos realizados por la inteligencia suiza entre 1977 y 1984, en el marco de las investigaciones del inspector Claude Monnier sobre las conexiones entre grupos guerrilleros argentinos con las Brigadas Rojas de Italia y con el venezolano Ilich Ramírez, alias Carlos o ‘El Chacal’.O que, siendo ya funcionario de la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno Kirchner, Matarollo fue uno de los encargados de eliminar el prólogo del célebre informe ‘Nunca Más’, escrito en 1984 para la Conadep por Ernesto Sábato, donde se recordaba que “Durante la década del 70, Argentina fue convulsionada por un terror que provenía tanto desde la extrema derecha como de la extrema izquierda”.Además de avalar al presidente de la comisión que presumiblemente oleará y sacramentará la versión oficialista sobre los hechos de El Porvenir, Roberto Ruiz ha dado otro paso calculado hacia el neomasismo, presentando y haciendo aprobar en el Senado una Resolución Camaral para levantar “el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos contra el Gobierno y el pueblo de Cuba”.Imposible no recordar las estrofas de María Elena Walsh: “Me dijeron que en el Reino del Revés/nadie baila con los pies,/que un ladrón es vigilante y otro es juez,/y que dos y dos son tres”.
http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-11-05/vernotacolumnistas.php?id=081104223243

Torpedos contra la autoestima

Qué gran satisfacción y legítimo orgullo sentiríamos si viéramos a este país progresar con pie firme. Si lo viéramos apreciado y respetado por la comunidad internacional. Sin embargo, la realidad es muy distinta. El Gobierno se ha encargado de erosionar las esperanzas forjadas sobre la promesa del “cambio”. Pero la realidad nos despertó del ensueño, enfrentándonos con un cambio en peor. Donde se habló de nacionalización de los hidrocarburos, hubo que traducirlo en un retroceso en la producción, distribución y exportación de carburantes. Cuando nos ilusionamos con el alza del precio de los minerales, se desperdició la ocasión para prevenir los tiempos flacos. Cuando los empresarios grandes, medianos y los pequeños artesanos se arriesgaron a invertir para producir y exportar más y mejor, los estériles ideólogos oficiales hicieron lo posible para alejar a Bolivia de su principal mercado.
Mientras tanto, el Gobierno expulsó al embajador norteamericano, acusándolo de complotar contra el Gobierno y su presidente Evo Morales. Poco más tarde puso de patitas en la calle a los funcionarios de la oficina de cooperación Usaid, confiando en las vergonzantes limosnas en petrodólares venezolanos. Por último se cortó indefinidamente el concurso de la DEA en la lucha contra el narcotráfico. La medida fue tanto más inoportuna cuanto que en la reciente Cumbre Iberoamericana, celebrada en El Salvador, se puso especial énfasis en que se intensificara la lucha contra el narcotráfico. (Hugo Chávez estuvo ausente, en China, inaugurando el lanzamiento de un satélite “venezolano” fabricado por técnicos chinitos) Y justo en ese momento, don Evo abría todas las oportunidades para los “capos” de todo pelaje; quiero decir, extranjeros y nacionales, gente innominada, pero también expertos en lavado de dinero sucio y gente relacionada con el Gobierno. Incluso me atrevería a decir que está propinando un golpe a traición a la autoestima de cualquier boliviano que se honre de serlo. ¡Grave!
Este conjunto de acontecimientos que forma parte de la carrera hacia la derrota del imperio emprendida por el “club chavista”, conformado por Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Cuba, en lugar de fortalecer una cooperación fecunda, ensombreció la imagen de Bolivia en el mundo. La hazaña que tratan de protagonizar los jefes de aquel club aspira a ser un reflejo actualizado de la desigual pelea bíblica de David contra Goliat. Pero olvida que en dicha narración, el joven David vence porque tiene a Yahvéh de su lado. ¿Pretenderán Evo y su mentor Hugo Chávez haber enrolado a Dios entre sus filas?
El desencanto no queda aquí. Todavía nos toca ser objeto de la burla de altos funcionarios gubernamentales que pretenden hacernos creer que la grave crisis económico-financiera que arrasa el mundo no afectará a Bolivia porque está blindada contra la agresión del sistema neoliberal en decadencia. Pues la verdad no es así: Bolivia, como cualquier otro país, no está amurallada contra la crisis. Los 8.000 millones de dólares de la reserva custodiada por el Banco Central no son para invertir en la producción de petróleo ni en carreteras, tal como lo predica don Evo. Esos miles de millones son reservas internacionales que tienen la misión de respaldar y equilibrar la política cambiaria y son una garantía para las finanzas del país.
http://www.la-razon.com/versiones/20081105_006447/nota_246_704027.htm

La suspensión de la DEA

Tal como el presidente Evo Morales lo dejó en claro, por una decisión personal ha dispuesto la suspensión de las actividades en Bolivia de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), dependiente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). Justificó esa medida con que los agentes norteamericanos incurrían en conspiración contra su gobierno.
Se trata, en última instancia, de un acto estrictamente personal y político, por lo tanto, el Gobierno nacional debe estar consciente de que puede recibir una respuesta en ese mismo sentido y asumir la responsabilidad de sus actos de cara al país.
La DEA es un organismo especializado en la lucha contra las drogas y venía desarrollando sus actividades en Bolivia, donde los cultivos de coca, materia prima de la cocaína, abundan.
La decisión de Morales llega en momentos en que aumentan las evidencias de una probable actividad de narcotraficantes colombianos en el país. Se están utilizando métodos muy avanzados para la producción de drogas en terreno boliviano.
En cuanto a las implicaciones que tiene la decisión presidencial, no se puede dar vía libre al narcotráfico. Desde el momento en que se prescinde de la DEA, se deja de contar con el amplio apoyo que esa agencia estadounidense estuvo prestando a la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), en los planos financiero, operativo y de capacitación.
Según la versión de la entidad afectada por la medida de Morales, su trabajo estuvo dirigido a respaldar las operaciones de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) en la selva, aportando con equipos móviles de interdicción en el bloqueo de las operaciones de producción y tráfico de droga, para lo que contó con 27 investigadores antinarcóticos experimentados. También dispuso de investigadores de sustancias químicas y precursores, de especialistas en Inteligencia Financiera y de grupos de investigación de contenedores y controles.
A partir del sábado, cuando el Presidente anunció la suspensión de las actividades de la DEA en Chimoré, jurisdicción del Chapare, el Ejecutivo se cargó la responsabilidad tácita de garantizar que el narcotráfico no crecerá en el país. El motivo es sencillo y, a la vez, importante: esta actividad ilícita no puede continuar avanzando, no sólo en Bolivia, sino en todos los lugares del mundo donde se produce droga.
Para frenar la continua proliferación del narcotráfico la única fórmula que se conoce es combatirlo con mayor rigor y eficacia.
En consideración a que el Jefe de Estado boliviano es, además, el máximo dirigente de los productores de coca del trópico cochabambino, Evo Morales tendrá que cuidar la imagen que proyecta hacia el exterior para evitar que, a futuro, acabe estigmatizado por este espinoso tema.
El Gobierno no debe perder de vista que la cocaína se halla señalada como un estupefaciente vedado para su elaboración, comercialización y consumo. Que esa lacra ha matado a millones de personas y que todo el mundo, sin excepción, se encuentra en una guerra sin cuartel contra ese narcótico.
Bolivia no puede ir en contra del resto de los países del planeta. Si sus autoridades lo desean, pueden expulsar a los colaboradores extranjeros en esta lucha; pero, eso sí, deberán garantizar que el narcotráfico disminuirá su actividad en Bolivia.
http://www.la-razon.com/versiones/20081105_006447/nota_245_704042.htm

Mario Rueda Peña: ¿Frente único o "frentes amplios"?

En la lucha por el poder político, la correlación de fuerzas es determinante para que un bando se imponga al otro. El contendor de mayor estatura cuantitativa termina abatiendo en la lona electoral a todos sus rivales medianos, pequeños y pigmeos. A fin de no pasar las de Caín en las consultas populares que se nos vienen, la oposición al actual gobierno debiera organizarse en un frente único nacional, ajustando táctica y estrategia a una visión programática que concilie en términos idóneos y reales lo nacional con lo regional. Sólo así podría erigirse en contrapeso cuantitativo al MAS, evitando la mortal paliza electoral a la que le conduciría la fragmentación del voto ciudadano adverso al neopopulismo que hoy nos rige. Es perceptible para cualquiera la imagen de la actual correlación de fuerzas político-partidarias de Bolivia. Equivale a espacio dividido en dos partes, de las cuales la mayor corresponde al gobierno del MAS. El apoyo real a Evo Morales y su régimen debe superar más del 55%. Es altamente dudoso aquel 67% que le adjudicaron los resultados del referendo ratificatorio de mandato. Así lo determinan las irregularidades y fraudes en la inscripción de ciudadanos, como ya lo empieza a comprobar la muy sumaria revisión "manual" del Padrón Electoral. A algo así como a un 45% debe ascender la cifra global de una oposición dividida hoy en varios partidos, movimientos cívico-regionales y agrupaciones ciudadanas. La de tipo político-partidaria se halla inmersa en el descrédito (por recientes e inexplicables errores de táctica y estrategia frente al gobierno) y la de carácter regional se encuentra en pleno desbande. Cochabamba, La Paz y Pando cayeron en manos del gobierno. Es cada vez más evanescente el poder de convocatoria de la oposición cívica y regional de Santa Cruz, Beni y Tarija. La denominada "Media Luna" poco menos que hizo mutis por el foro. Para salir de semejante atolladero, a la oposición, en términos globales, le urge coincidir en un esquema de unidad, pero sólo se le escuchan propuestas de formación de "Frentes Amplios", alusivos a alianzas de un movimiento regional con otros, pero no ya en proyección cívica, sino político-electoral, por lo cual abrirían sus puertas a diversos sectores de la colectividad. Los partidos políticos de oposición, algunas "Agrupaciones Ciudadanas" e inclusive gente ligada a los movimientos cívicos regionales, cada uno por su lado, parecen marchar en esta dirección. El gobierno, naturalmente, debe sentirse feliz ante señales tan premonitorias de una segura fragmentación del voto opositor en las elecciones generales de diciembre de 2009. En cambio, se las vería al borde del síncope cardiaco si en tal ocasión tuviese al frente un solo rival, de estatura cuantitativa que roce la suya y de esa robustez inherente a toda alianza de alcance nacional. Aun cuando ganase el pleito electoral por leve puntaje, en el ejercicio del poder político tendría la gobernabilidad todo el tiempo en estado comatoso a consecuencias de la gravidez que alcanzaría la oposición en el espacio del Legislativo.
http://www.lostiempos.com/noticias/05-11-08/05_11_08_pv4.php

Mattarolo afirma que hay libertad de prensa

BUENO ES MEJOR TENER CLARO EL PUNTO DE VISTA DE LA UNASUR (CÓMPLICES DE EVO MORALES)
http://www.laprensa.com.bo/noticias/05-11-08/05_11_08_poli6.php

Lizandro Coca Olmos: La constitución colectivista

Ese sigue siendo el espíritu del texto constitucional modificado el mes pasado; es una propuesta de constitución colectivista, y la inconfundible señal de que mi afirmación es verdadera es que la palabra "comunitario" está presente por todo el texto, y que por todas partes se hace referencia a lo inválidos que somos los bolivianos y a la necesidad de que el Estado provea todo y planifique nuestras vidas y nuestros destinos. Pero, ¿qué es colectivismo? Trataré de dejar bien clara la palabreja en base a las ideas de tres pensadores liberales. Según Karl Popper ("La sociedad abierta y sus enemigos"), la teoría colectivista consiste en que "el individuo debe subordinarse a los intereses del todo, ya sea éste el universo, la ciudad, la tribu, la raza, o cualquier otra entidad colectiva" , por lo que el colectivismo es una forma de vida tribal, puesto que así funcionaban las sociedades premodernas; la emancipación del individuo fue la que dio paso al surgimiento de la sociedad libre, en que cada persona decide vivir y trabajar en función a sus propias metas e intereses. Que el individuo deba vivir en función de un colectivo, implica que debe existir un ente centralizado (que pueden ser los caciques de la tribu o el Estado) que lo coaccione para obligarle a canalizar todas sus acciones en pos de lograr una meta o un plan colectivo único y definido por ellos. En "Camino de servidumbre" Friedrich A. Hayek nos describe muchos de los absurdos a los que llevan las mentecitas colectivistas, aquí citaremos solamente lo siguiente: "No debe existir actividad espontánea, sin guía, porque podría producir resultados imprevisibles sobre los cuales el plan [el plan colectivo único] no se ha manifestado. Podría producir algo nuevo, inimaginado por la filosofía del planificador. El principio se extiende incluso a los juegos y diversiones. Dejo al lector que adivine si fue en Alemania o en Rusia donde se exhortó oficialmente a los jugadores de ajedrez así: " El colectivismo implica la supremacía de una entelequia inexistente a la que se suele llamar "interés colectivo" o "pueblo" que de acuerdo con Ayn Rand en "La virtud del egoísmo" no es más que "una cantidad de individuos" y "todo conflicto presunto o implícito entre el "interés público" y los intereses privados significa que deberán sacrificarse los intereses de ciertos hombres a favor de los intereses y los deseos de otros". El colectivismo requiere de una mentalidad tribal que considera "la vida humana como medio, como el combustible para poner en marcha cualquier proyecto público". La libertad, la soberanía y la independencia individuales son consideradas por los planificadores obstáculos que les impiden disponer de las vidas de las personas para alcanzar sus planes ideales. El político colectivista es un "cavernícola que no puede entender razón alguna por la cual su tribu no tiene el derecho de aplastarle la cabeza a cualquier individuo si así lo desea", es un obsesivo con el absurdo ideal que ha querido construir e imponer a todos, un desquiciado que no entiende por qué puede haber gente tan malvada que no comprenda su verdad única y absoluta, un demente que cree que los hombres son "demasiado débiles o egoístas para derramar toda la sangre necesaria" para concretar el plan que ha diseñado. (Todas las citas son de Ayn Rand del mismo libro). Este es el espíritu del texto constitucional del MAS y sus cómplices Podemos y UN. Esa es la elección que los bolivianos tendremos que hacer en enero próximo. Decidiremos si queremos ser tribu o República, si queremos ser libres o sirvientes del Estado, si queremos valernos por nosotros mismos o depender de un Estado-providencia. Mi voto, evidentemente, sigue siendo por el "No". lizandrocolmos@gmail.com,
www.lizandrocolmos.blogspot.com
http://www.lostiempos.com/noticias/05-11-08/05_11_08_pv5.php

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog