Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

miércoles, 7 de mayo de 2008

El referéndum autonómico de Santa Cruz

El referéndum autonómico de Santa Cruz
Basta de mentiras
Alfonso Gumucio D.
Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Es autor de una veintena de libros y películas documentales, y ha trabajado en seis continentes en proyectos de comunicación participativa para el cambio social. Es Director Ejecutivo del Consorcio de Comunicación para el Cambio Social.
Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" hasta el golpe de 1980, y ha publicado en diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia.
Desde 1980 su trabajo en comunicación para el desarrollo lo ha llevado a todas las regiones del planeta. Trabajó con UNICEF en Nigeria (1990-94) y Haití (1995-97); fue director del "Tierramérica" (1998), una plataforma regional de información para el medio ambiente. Ha sido consultor de FAO, UNESCO, PNUD, PNUMA, la Cooperación Australiana, UNAIDS, DTCD y la Fundación Rockefeller en proyectos de comunicación para el cambio social.
Ha escrito veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación: Historia del Cine Boliviano (México, 1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) que obtuvo el Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México (INBA); y Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), entre otros.
Alfonso Gumucio D.
Se produjo a pesar de todos los intentos por impedirlo: el referéndum autonómico de Santa Cruz contó con la participación de más de medio millón de votantes, de los cuales el 86 por ciento votó a favor del SI. Los hechos aislados de violencia durante la jornada fueron provocados por militantes del MAS; mientras que la extremista "juventud cruceñista" por suerte no apareció en las calles como otras veces. Ahora le queda muy difícil al gobierno seguir mareando la perdiz con mentiras.
Estemos o no a favor del estatuto autonómico de Santa Cruz, es innegable que la mayoría de la población votante de ese departamento quiere la autonomía. El 39% de abstención fue mayor (en 17%) que el de las elecciones departamentales del 2006, pero aún en el supuesto de que todos los ciudadanos que se abstuvieron hubieran votado, el resultado final sería el mismo. Mucha gente se abstuvo porque no está a favor del Estatuto Autonómico, pero tampoco a favor del gobierno. Es una irresponsabilidad y una argucia baja pretender que todos los votos de la abstención hubieran favorecido al NO. No hay lugar para manipular cifras, y lanzar acusaciones de fraude que no están sustanciadas ni afectan significativamente la cifra total.
Uno no sabe si reírse o avergonzarse de las declaraciones del Presidente Evo Morales y del MAS, que han venido insistiendo en que la autonomía cruceña es una artimaña de unas cuantas familias de ricos, de unos cuantos grupos de derecha que controlan la política cruceña. Si eso fuera cierto, tendríamos que colegir –por las cifras- que Santa Cruz está llena de familias numerosas y prósperas. Ahora queda claro que no se trata de un puñado de privilegiados solamente. Incluso en el Plan Tres Mil, enorme barrio popular, ganó el SI.
Estamos tan encuevados en el altiplano, que no vemos más allá de las narices. El grupo reducido es en realidad el 14 % que votó por el NO. La simple aritmética muestra que el porcentaje del SI es mucho mayor que el obtenido por Evo en las elecciones presidenciales. Cuando se obtiene un 54% en una elección, se tiene a favor un poco más de la mitad de los votantes, pero un 85% es muy aplastante, mas de ¾ del total.
Ahora bien, esto no quiere decir que los que votaron por el SI o por el NO, conozcan exactamente las consecuencias del Estatuto Autonómico. Probablemente la población cruceña sabe tan poco del Estatuto Autonómico de su departamento, como la población boliviana sobre la Constitución Política del Estado propuesta y aprobada en Sucre y luego en Oruro por el MAS. Tal como están las cosas, eso no parece importar. Los referendos departamentales evidencian que el país está dividido entre los que apoyan el proyecto centralista del MAS y los que no lo quieren. La crisis de Estado y de sociedad es mucho más profunda, no se la puede simplificar con frases simplistas como ricos contra pobres o izquierda contra derecha, como pretende el gobierno de manera infantil.
Los analistas que han estudiado a fondo el estatuto autonómico coinciden en que tiene un sesgo federalista que va más allá del modelo autonómico español. También coinciden en que esos estatutos se radicalizaron como respuesta a la Constitución del MAS, aprobada entre gallos y medianoche. La posición de la llamada "media luna" es clara: nos vamos al otro extremo, para que luego podamos negociar y llegar al "juste milieu", a un punto intermedio que convenga a todo el país.
No hay peor ciego que el que no quiere ver, y peor sordo que el que no quiere oír… Y el gobierno no ha mostrado hasta ahora flexibilidad. Mantiene un discurso alienado, fuera de la realidad, sin asomo de lógica y cada vez menos sensato. Por ello está perdiendo terreno, por eso el discurso se está gastando, y la popularidad del presidente va de bajada. El MAS se ha rifado irresponsablemente el proceso de cambio por el que muchos bolivianos apostamos.
La situación del país es triste. Los dirigentes del MAS y sus voluntariosos seguidores, no quieren aceptar que se equivocan en lo político como en lo económico. Se esconden como niños debajo de la mesa, repitiendo las mismas frases trilladas como si fuera un mantra. ¿Se lo creen realmente? Contra toda evidencia, contra la realidad aplastante, siguen repitiendo consignas y echándole la culpa al empedrado. El Presidente Morales no tiene la menor hidalguía a la hora de reconocer su derrota. No es honesto, miente. ¿O quizás está muy mal informado? ¿Le esconden la verdad quienes lo rodean? ¿Vive en un mundo ficticio?
Cuando el Presidente Chávez perdió su referendo más reciente, tuvo la hidalguía de reconocer la victoria de la oposición, aunque fuera -como dijo- una victoria "pírrica", es decir, por un margen mínimo. Esa hidalguía le falta a Evo Morales, quien se apresuró en calificar el referendo de Santa Cruz como un "fracaso", esgrimiendo una aritmética tramposa, que si se aplicara de esa manera a los resultados electorales del 2005, no le favorecería en absoluto… Esas afirmaciones de Evo son dignas de Ripley y caen por su propio peso: esta fue una estruendosa derrota para el gobierno central, para el MAS y para Evo Morales. Este es un dato objetivo, nos guste o no, estemos a favor o en contra.
El tema que preocupa trasciende el referendo de Santa Cruz. Cualquier otro referendo que se haga en Bolivia en la actual circunstancia de polarización, no puede sino traducirse en una sola cosa: una oportunidad de manifestarse a favor o en contra del gobierno del MAS. El contenido de los referendos pasa a segundo plano, son irrelevantes, porque lo que la gente quiere es expresar su acuerdo o desacuerdo con el gobierno.
No es casual que el gobierno ya no insista en el referendo revocatorio, por el cual el pueblo decidiría si el presidente y los prefectos deben quedarse en sus cargos o irse a sus casas. El gobierno amenazó con este referendo el año pasado, cuando todavía se sentía fuerte y las encuestas le daban posibilidades de ganar la apuesta. Pero en pocos meses las cosas han cambiado, y el riesgo para Evo Morales es demasiado grande. De modo que ya nadie en el gobierno habla de los referendos revocatorios, pues podrían perder.
Las últimas declaraciones y entrevistas de Evo Morales muestran a un hombre que se enreda cuando habla, incluso peor que antes. Morales no ha sido un hombre articulado, cuando habla repite las mismas consignas, es incapaz de analizar un tema en profundidad, de razonar mientras habla. Improvisa siempre e improvisa mal. Pero las últimas intervenciones lo muestran además inseguro, sin aplomo, confundido, descompuesto, aunque las palabras que salen de su boca pretendan afirmar lo contrario.
No se puede decir que todos los que votaron por el SI sean unos estúpidos manipulados por unos cuantos patrones, eso sería insultante para los ciudadanos cruceños que, valga recordarlo, provienen en buen número del altiplano y de los valles. Lo que me preocupa no es la autonomía, puesto que es una tendencia irreversible y beneficiosa a nivel mundial, sino la manera como puede aprovechar esta coyuntura el grupo de terratenientes que trata de confundirse ahora entre los pliegues de la bandera autonómica. Los cruceños autonomistas deberían desmarcarse abiertamente de ese sector de intereses económicos feudales.
Los próximos días demostrarán si los analistas políticos independientes estaban en lo cierto. Muchos coinciden en decir que esta prueba de fuerza en Santa Cruz era necesaria para que el gobierno se siente a negociar de veras, para que tanto el Estatuto Autonómico como la Constitución aprobada por los asambleístas del MAS, se vuelvan a abrir a la discusión, y esta vez sin condiciones. Esto es lo que la mayoría de los bolivianos espera, y si el gobierno no muestra una voluntad verdadera y honesta para la negociación, no podrá salir del atolladero y seguirá hundiéndose en su propio lodo. Cada referendo autonómico será un golpe mortal. sta de mentiras

President Evo Morales's attempt to impose Venezuelan-style

Tuesday, May 6, 2008; A18
BOLIVIAN President Evo Morales claims to be ruling his country on behalf of an indigenous majority whose rights have been denied for centuries by an evil "oligarchy." In fact, as a referendum in the country's largest province has demonstrated, Mr. Morales is pursuing a narrow and divisive agenda that, if continued, will split Bolivia along geographic as well as ethnic lines, and possibly trigger a civil war.
Though demographers disagree, a common estimate is that 55 percent of Bolivia's 9 million people are Quechua or Aymara Indians. This population is concentrated in the country's three highland provinces; in the six lowland provinces, mestizos, descendants of Europeans and local Indian groups, make up the majority. Ignoring this disparity, Mr. Morales, an Aymara and former coca farmer, is trying to impose a new political system on the country that greatly increases his own power and that privileges his own ethnic group at the expense of the rest of the country. Worse, Mr. Morales is an acolyte of Venezuela's Hugo Chávez and has adopted his potted and authoritarian version of socialism -- a sure recipe for economic catastrophe in what is already one of the hemisphere's poorest countries.
The referendum last Sunday in Santa Cruz province was nominally about whether the relatively prosperous region of 2.5 million people should acquire powers like those of U.S. states -- an elected legislature, the ability to tax, and management of its own land and police forces. While that would be a logical reform in a diverse country where power is overcentralized, Santa Cruz and as many as five other provinces in eastern Bolivia are mostly fighting to prevent Mr. Morales from imposing his own, far more radical agenda. This is embodied in a new constitution that the president rammed through a constituent assembly and Congress -- in both cases by forcibly excluding the opposition.
Though final results have not yet been reported, early returns showed that more than 60 percent of voters in Santa Cruz participated in the referendum and that 84 percent voted for the autonomy plan. Though the legality of the vote is questionable, the exercise demonstrated beyond doubt that opposition to Mr. Morales's program extends far beyond any "oligarchy." At least three more provincial referendums are expected in the coming weeks and are likely to produce similar results. If Bolivia is lucky, Mr. Morales will recognize that most of his country will never accept ethnocentric policies or Venezuelan-style autocracy, and he will begin to negotiate a compromise that allows more rights for provinces as well as for highland indigenous communities. If, goaded by Mr. Chávez, he presses ahead with his constitution, the result is likely to be bloodshed.
.
© 2008 The Washington Post Company

CRISIS BOLIVIANA PODRÍA CONCLUIR CON INTERVENCIÓN DE CASCOS AZULES

General Marcelo Antezana Ruiz
- Proceso autonómico es irreversible.- Crisis boliviana repercute en países vecinos.- Cancillerías de Brasil, Argentina y Colombia, no pueden apoyar el proceso autonómico, porque cumplen normas establecidas en las relaciones internacionales.- Gobierno ratifica su posición intransigente y nos conduce a una posible guerra civil.
En exclusiva para nuestro web site, el ex-Comandante General del Ejército, General de División, Marcelo Antezana Ruíz, y también columnista de este medio de prensa, accedió a la presente entrevista que, por su contenido, contribuye sin duda alguna, a un acercamiento próximo a la realidad boliviana, caracterizada entre otros factores, por fuertes contradicciones entre dos polos que, decidirían quizá, sus diferencias irreconciliables en un escenario de enfrentamiento.
También es posible que, ante la dramática situación, el contingente internacional de 'Casos azules' intervenga nuestro país. Ahí va la entrevista, textual:
RELACIONES Y NORMAS
'Estamos concientes que la crisis político-económica de Bolivia, tiene repercusión a nivel internacional por la ubicación geográfica y en esta pugna por lograr hegemonía regional entre la corriente castro-chavista y los liberales. Si bien, nuestro presidente Evo Morales Ayma, en el concierto de las relaciones internacionales y con propiedad, en la Reunión del Grupo de Río, logró apoyo al proceso democrático boliviano, podemos interpretar de otra manera. Primero, no somos una isla, estamos insertos en el concierto de naciones en el que, necesariamente, las relaciones, por la normativa, se producen entre Estados y por ende entre gobiernos legalmente constituidos como representantes del Estado. También, entre instituciones transnacionales -Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos, etc.- y los gobiernos representantes del Estado. En consecuencia, se justifica que sea imposible, que un gobierno cualquiera o las organizaciones citadas, reconozcan al movimiento democrático autonómico que se produce en nuestro país. Pero, no deja de preocupar.
CASCOS AZULES
La visita de los cancilleres de Argentina, Brasil y del Vicecanciller de Colombia, nos debe llevar a profunda reflexión porque, reitero, constituye gran preocupación internacional. El hecho de reunirse con las dos partes: gobierno, oposición, escuchar sus posiciones, nos lleva a la conclusión de que, cómo se desarrollen los acontecimientos a futuro y si no existe la posibilidad de un diálogo que de solución a nuestro problema nacional, podría ocurrir una intervención pacífica, democrática de los 'Cascos azules'.
GUERRA CIVIL
De acuerdo al seguimiento de los conflictos político-sociales, a las declaraciones encontradas en ambos lados, las declaraciones incendiarias instigando a la lucha armada, como lo hace el vicepresidente García Linera, en el Chapare (departamento de Cochabamba), ratificando su posición y su visión extremista, el problema no tiene solución. Estoy convencido que la planificación que efectuaron en el gobierno tiempo atrás, de conducirnos a una guerra civil, porque sobre cenizas buscan crear un Estado socialista, continúa vigente, sin ponerse a pensar que la reacción de la otra parte del pueblo boliviano, puede ser igual o más fuerte que la planteada por el oficialismo. La Historia nos ha demostrado que siempre hay revoluciones y contrarrevoluciones.
AUTONOMIA IRREVERSIBLE
¿Quién ganará al final? Es la incertidumbre. Sin embargo, estoy seguro que Dios nos tiene reservado al pueblo boliviano, al final de este largo túnel, en el que nos introdujo irresponsablemente nuestro gobierno nacional, una luz que nos conducirá a la solución de nuestros problemas de tal manera que, la unidad, la integridad de la Patria y sea la Nación, la que triunfe al final. ¿Con cuál de las dos visiones? Como analista político y militar, me es difícil una respuesta en futuro, más allá de que, en lo personal, soy un convencido de que el proceso autonómico es irreversible. A corto, mediano o largo plazo, el sistema autonómico en Bolivia se impondrá. Ojala, que sea sin derramamiento de sangre, como al parecer, busca nuestro gobierno tozudamente como defensores de un centralismo secante que comulga con la política autoritaria que pretende imponer, de un modelo socialista radical, concluyó el General Marcelo Antezana Ruiz.

¡Que vergüenza Presidente!

http://www.lostiempos.com/noticias/07-05-08/07_05_08_pv6.php

QUÉ FUERA DE EVO…

http://www.elmundo.com.bo/Editorialnew.asp?edicion=07/05/2008

Santa Cruz: 86% votó por el "sí"

El estatuto autonómico de Santa Cruz, Bolivia, recibió un respaldo del 85,82 por ciento de los votos emitidos en el referéndum del domingo, según el escrutinio del 77,65 por ciento de las mesas electorales publicado la noche del martes.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_7387000/7387031.stm

85%
http://www.laprensa.com.bo/noticias/07-05-08/07_05_08_opin3.php

Editorial La Patria

Evo Morales: este es el mensaje que te estan mandando de Oruro
http://portada.lapatriaenlinea.com/index.php?option=com_content&task=view&id=10531&Itemid=33

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog