Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

lunes, 29 de septiembre de 2008

Humberto Vacaflor: Dos países parecidos

Bolivia y Estados Unidos están a punto de romper relaciones, formalmente, pero son países que se parecen mucho. La semana pasada sus presidentes estuvieron embarcados, exactamente en las mismas horas y los mismos días, en el propósito de exigir a la oposición que acepte sus criterios. Evo Morales quería que los prefectos de la media luna que quedan firmen un documento que él había preparado como conclusión del diálogo que debían tener ambas partes. El concepto de diálogo que tiene es muy sui generis: los otros deben firmar, sin chistar, un documento que él les presenta como acuerdo final. George W. Bush quería que los demócratas aprueben un paquetito de apoyo al sistema financiero por 700.000 millones de dólares. Bush también cree que la idea que él tiene para resolver el problema de la economía de su país es la única posible y los opositores deben firmarla sí o sí. Para convencer a los prefectos, Morales amenazaba con el asalto de la ciudad de Santa Cruz por su ejército de cocaleros. Para convencer a los demócratas, Bush lanzó un dramático discurso en que dijo que si no aprobaban el paquetito, todo se iba a derrumbar en Estados Unidos. Estos dos personajes se parecen. Ninguno de ellos habla bien el idioma que se habla en sus países. Ambos tuvieron, en su juventud, actividades económicas poco honorables. Ambos se visten muy bien, con trajes caros, y practican deporte. Dicen en Estados Unidos que cuando Bush escucha la palabra escrúpulos cree que se trata de un apellido griego. En Bolivia, en cambio, dicen que Morales no relaciona esa palabra con nada. En estos días, ambos personajes están enfrentando graves crisis en sus economías. El uno enfrenta una crisis que se generó sin su participación; el otro pareciera interesado en provocar una crisis económica tan grande que al final nada quede en pie. El uno quisiera salvar al sistema capitalista, el otro ayudar a que se hunda. Quizá esa sea la diferencia entre estos dos personajes. Pero ambos meten la pata con cierta facilidad. Lo más conocido de Bush es cuando dijo "dont misunderstimate me", que se podría comparar con la frase boliviana "no me desabandonen", aunque la traducción sería "no me dessubestimen". Morales se hizo famoso, salvo en la prensa boliviana, por haber felicitado a las FARC el 2 de julio por la liberación de Ingrid Betancourt, sin saber que había sido liberada por el ejército colombiano. Y siempre habla de los pueblos "originarias". Pero los dos personajes, aunque tan parecidos, no se conocen, o preferirían no haberse visto nunca. Morales ha expulsado al embajador de Bush acusándolo de ser el cabecilla de la conspiración de los prefectos. Por las dificultades que tiene todavía para doblegar a los prefectos, se podría decir que expulsó al personaje equivocado. También se parecen en su comportamiento en las elecciones. Bush ganó con pocos votos su primera elección pero en su "ratificatorio", es decir su reelección, hizo fraude en Miami. Morales logró 53% el 2005 pero en su ratificatorio, ya con su gente en la Corte Electoral, logró un inverosímil 67%. Al final, parece que la expulsión de Philip Goldberg no ayudó en nada a resolver la crisis boliviana y la expulsión de Gustavo Guzmán, nuestro embajador, no le hizo mella a la crisis financiera norteamericana. Empate.
http://www.la-razon.com/versiones/20080928_006709/nota_246_679446.htm

Gobierno se niega a revelar procedencia de recursos para su propaganda política

Mientras Podemos, principal fuerza política de oposición, asegura que el Gobierno utilizó recursos de “dudosa procedencia” para financiar su actual campaña propagandística, el Ejecutivo prefiere mantener en reserva estos datos.El gobierno de Evo Morales volcó toda su estrategia comunicacional, que se prolongó por dos meses, con una agresiva campaña destinada a desprestigiar a los prefectos miembros del Consejo Nacional Democrático (Conalde), gastando en dos meses al menos 1,5 millones de dólares, sin embargo, ninguna autoridad oficialista quiso informar sobre la procedencia de los recursos económicos invertidos.“Es difícil establecer la cantidad de dinero que se invirtió, menos aún las fuentes de financiamiento, porque simplemente se tratan de recursos económicos de dudosa procedencia. No sabemos de dónde proviene este dinero, es probable que sean venezolanos”, declaró el senador Fernando Rodríguez, de la agrupación ciudadana Poder Democrático y Social (Podemos).Según fuentes del Ministerio de Hacienda, el Ejecutivo ordenó, desde julio, el descuento obligatorio, por planilla, de un porcentaje del salario de todos los funcionarios públicos, para el financiamiento de la campaña propagandística contra la oposición.Johnny Delgado, titular de la Dirección Nacional de Comunicación (Dinacom), informó que las propagandas son pagadas por cada Ministerio a cargo de las campañas, puesto que tienen un presupuesto asignado para su difusión.“Si es una campaña del bono Juancito Pinto, es pagada por el Ministerio de Educación; si es del Plan Nacional de Viviendas, el de Obras Públicas; en la campaña a favor del diálogo y la aprobación de la nueva CPE, los responsables son el Ministerio de la Presidencia y la Representación Presidencial para la Asamblea Constituyente (Repac)”, dijo.Por otro lado, el Canciller David Choquehuanca, al ser consultado sobre el tema, señaló que los fondos para el pago de la difusión de las propagandas oficialistas en el país, son asumidos “voluntariamente” por los sectores sociales afines al MAS (Movimiento Al Socialismo).Para el diputado Gustavo Torrico (MAS), el gobierno “tiene la obligación de dar a conocer el proyecto de la Carta Magna. Eso está presupuestado. Si no lo hacemos nosotros, ¿quién más lo hará?”, preguntó y aseguró que no tiene la cifra de cuánto dinero está gastando el gobierno en difundir sus mensajes.El senador Rodríguez manifestó que el Ejecutivo está confundiendo sus propias políticas con las políticas de Estado del país.“Las propagandas de desprestigio suponen malversación de fondos porque están dirigidas a la confrontación. La Ley Safco deberá castigar, en un futuro, a esta gente que orquesta estas confrontaciones. Y lo más grave es que el Gobierno lanza sus spots, incluso antes de que pasen los hechos, es decir que está preparando los escenarios para los enfrentamientos en el país”, precisó Rodríguez.
http://lapatriaenlinea.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2460&Itemid=1

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog