Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

lunes, 28 de julio de 2008

Referndo revocatorio jaqueado por constantes pedidos de suspensión

LA PAZ (AFP) - El referendo revocatorio de mandatos en Bolivia, convocado para el 10 de agosto, permanecía este lunes bajo fuego cruzado por crecientes pedidos de suspensión del proceso en el que el presidente Evo Morales, su vicepresidente y nueve prefectos pondrán en juego sus cargos.
Las cortes electorales de Pando (norte) y Tarija (sur), regiones opositoras al gobernante boliviano, se sumaron a la posición manifestada la semana pasada por sus pares de Chuquisaca (sudeste) y Santa Cruz (este) y de una magistrada del Tribunal Constitucional para parar la consulta popular.
"Lo más favorable en este momento para evitar problemas es pensar en suspender el referendo", afirmó el presidente de la Corte Electoral de Tarija, Miguel Angel Guzmán, quien argumentó que la ley de convocatoria a plebiscito, planteada por el gobierno y avalada por el Congreso, abre "riesgos legales".
El máximo responsable tribunal electoral de Pando, José Valdés, se inclinó a plantear la necesidad "de suspender el referendo para tener tiempo de despejar cualquier duda sobre su validez".
Las principales objeciones de las cortes, partidos de oposición y de cinco prefectos rebeldes pro gobiernos autónomos están dirigidas a resaltar que la revocatoria presidencial no existe como figura legal en la Constitución boliviana, así como los porcentajes que fija la ley que son más benignos para el presidente y que para los prefectos.
Para que procedan las remociones, los votos deben ser superiores a los porcentajes que cada autoridad obtuvo en las elecciones de 2005, cuando el presidente sacó el 53,7% de los sufragios, mientras que todos los prefectos estuvieron entre el 38% y 48%.
Los prefectos opositores de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca, pese a sus críticas, dijeron que se someterán al veredicto de las urnas, mientras el gobierno de Morales pisó a fondo el acelerador en su campaña por quedar ratificado en el cargo, a 13 días de la consulta.
El primer presidente indígena de Bolivia acusó el domingo a las cortes electorales de responder a una "estructura neoliberal", porque la mayoría de sus miembros, a quienes no identificó, fueron designados por partidos tradicionales, antes de que él llegue a la presidencia en enero de 2006.
Mientras las cortes electorales expusieron sus reticencias a la consulta, la Corte Nacional Electoral (CNE) ratificó este lunes que mantendrá invariable el referendo, pues -argumentó- emana de una ley aprobada por el Congreso y que sólo otra norma legal puede invalidarla.
Dos de los tres vocales electorales nacionales resolvieron "proseguir en el ámbito de su competencia con todos los actos necesarios y convenientes para la debida realización" del referendo.
Mientras la CNE discutía la resolución, el prefecto opositor de Cochabamba (centro), Manfred Reyes Villa, presentó ante esta entidad un nuevo recurso jurídico para frenar el plebiscito, "porque es ilegal".
El presidente Morales confía que las urnas permitirán la destitución de los prefectos opositores de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca, quienes -según él- se oponen a su política gubernamental, con fuerte dosis estatista.
Sin embargo, encuestas de medios privados dudan el cambio de autoridades en Santa Cruz, Beni y Chuquisaca, consideran una incógnita lo que pueda suceder en Tarija, Pando y Cochabamba, mientras que dan por hecho la revocatoria en La Paz, Oruro y Potosí --las dos últimas en manos oficialistas-- por críticas locales a su eficiencia administrativa.

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog