Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

lunes, 30 de junio de 2008

Editorial La Razón: El voto por Sabina, otro revés al MAS

Los pronósticos se confirmaron también este domingo de elecciones en Chuquisaca. La candidata de la Alianza Comité Interinstitucional, Savina Cuéllar, recibió el apoyo del 55,5 por ciento de los votos, según los datos de la empresa Ipsos Apoyo para La Razón y ATB, logrando así su objetivo de llegar a la Prefectura de ese departamento.
Se trata de un acontecimiento histórico. Chuquisaca nunca tuvo una prefecta, en tanto que Cuéllar se constituye en la primera mujer de pollera en asumir el máximo cargo ejecutivo de un gobierno departamental en Bolivia.
La ex asambleísta disidente del MAS sustituirá a Ariel Iriarte, el prefecto que estuvo de interino desde noviembre del año pasado, poco antes de que el titular David Sánchez escapara de una turba y, por último, de la convulsión que envolvió a Sucre debido al descontento social ante la aprobación del proyecto de Constitución oficialista en La Glorieta.
La historia registrará que Sánchez renunció desde Lima y, más tarde, solicitó asilo en Perú.
Sin dudas que fueron años difíciles para los chuquisaqueños, principalmente para la institucionalidad de su debilitada Prefectura. Bajos porcentajes de ejecución presupuestaria son la muestra más clara de las alicaídas gestiones pasadas.
Pero si bien, por un lado, las elecciones de ayer pretenden dar vuelta a esta página de dos años y medio de turbulencias del departamento que tiene en su seno a la Capital de la República, cargan, por el otro, con una responsabilidad mayor: la de ayudar a la nueva configuración política del país.
En efecto, tras completarse el ciclo de referendos por los estatutos autonómicos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, los prefectos de la oposición regional cifraron sus esperanzas en la victoria de Savina Cuéllar para agregar nuevos espacios a la geografía de la denominada media luna. El Gobierno central, de su parte, intentó por todos los medios, hasta con viajes consecutivos del presidente Evo Morales, detener lo que de antemano parecía imposible: la pérdida de una Prefectura que, en diciembre del 2005, hizo suya con el 42,3 por ciento de los votos.
El triunfo de Cuéllar, de acuerdo con las primeras repercusiones, es tomado como una victoria de la oposición y un nuevo revés para el gobierno de Evo Morales, el quinto contando la serie de consultas autonómicas iniciadas el 4 de mayo. Este detalle no es menor, a poco más de un mes de la realización del referéndum revocatorio, con el que se someterá a examen al Presidente, al Vicepresidente y a los prefectos para determinar la continuidad o la salida de sus respectivos cargos.
Pero nada está dicho. El MAS ha perdido una Prefectura, pero Chuquisaca representa un reducido porcentaje del Padrón Electoral nacional. Es aún una incógnita saber qué pasará en agosto, dentro de un contexto cada vez más polarizado.
Más allá de los efectos que vaya a tener la votación de Chuquisaca, de la reconfiguración o no de la geografía política nacional —según el bando desde donde se observe el panorama—, resulta saludable para la democracia boliviana el reconocimiento generalizado a este proceso, incluso por parte de la Corte Nacional Electoral, luego de los consecutivos cuestionamientos a la legalidad de los referendos autonómicos.

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog