Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

martes, 23 de septiembre de 2008

Editorial La Razón: ¿Qué rol cumplen los observadores?

La presencia de observadores internacionales en el diálogo entre el Gobierno y los prefectos de ocho de los nueve departamentos, en Cochabamba, tiene capital importancia para asegurar que el mismo termine en forma satisfactoria. En general, la ciudadanía boliviana considera que son los garantes para que esto ocurra.
La representación que ostentan los observadores explícitamente les confiere la responsabilidad de acatar el mandato de las Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Se espera que en cualquier momento se incorporen también delegados de la Unión Europea.
Ese mandato es el de apaciguar la beligerancia y las tensiones en Bolivia y hacer que, en el futuro inmediato, las fuerzas políticas, cívicas y sociales se encaminen por la senda del entendimiento y, principalmente, de la paz. Está en juego, entonces, la actitud que tengan los observadores de dichos organismos, incluso adoptando el rol de facilitadores del diálogo, para que se depongan las posturas que pretendan ser hegemónicas o intransigentes en extremo.
Es sumamente alentador que los representantes de las Naciones Unidas y Unasur, Yoriko Yasukawa y Juan Gabriel Valdez, respectivamente, sean personalidades de amplia experiencia en la solución de conflictos internos. La comisionada del máximo organismo internacional, a nombre de los observadores, ha exhortado ya a que “las partes contribuyan a la paz”.
Valdez, ex canciller de Chile, tiene implícitamente el compromiso de hacer cumplir la Declaración de la Moneda, emitida al término de la reunión cumbre de emergencia que el 15 de este mes sostuvieron los presidentes sudamericanos en Santiago para tratar la crisis política de Bolivia. Aquel lunes Unasur, al invocar al diálogo, planteó que se debe “concertar la búsqueda de una solución sustentable, en el marco del pleno respeto al Estado de Derecho y al orden legal vigente”.
Habrá que recordar, además, que el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva estuvo reticente para asistir a la cumbre de Santiago. “Si nosotros tomamos una decisión y luego ninguna de las partes (en Bolivia) acata, la reunión será inútil”, alertó. Y dijo algo más: “Apelo a mis amigos bolivianos, por amor de Dios, pues si en paz es difícil desarrollarse y crecer, en conflicto es mucho peor”.
A partir de todas estas consideraciones, luego de cuatro días de diálogo, cabe preguntarse: ¿qué rol cumplen los observadores internacionales frente a las presiones de sectores sociales movilizados —¡y armados!— a favor de una de las partes en este conflicto? ¿Será que cada uno de ellos, en sus respectivos países, estaría dispuesto a negociar con alguien que, además de ocupar una silla en la mesa del diálogo, tiene a su gente movilizada en las calles? Seguramente que no.
Bolivia espera que estos representantes de organismos de primer orden en el mundo no se reduzcan a ser simples espectadores, testigos mudos de esta historia, sino que ejerzan su respetada influencia para que en la negociación se imponga la racionalidad y el equilibrio, en aras de que nadie, salvo la población toda, acabe como ganador o perdedor.
Los observadores cuentan con un apoyo pleno en el país, luego de que los propios bolivianos no han sabido entenderse entre sí. Peor aún, han llegado al extremo de desencadenar un fatal derramamiento de sangre en Pando, que fue la gota que rebalsó el vaso de la discordia.
La nación agradece la desinteresada predisposición de los garantes y les desea una misión exitosa.Sin embargo, difícilmente lo logren sin una participación activa en el marco de una labor de pacificación.
http://www.la-razon.com/versiones/20080923_006404/nota_245_675931.htm

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog