Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

miércoles, 1 de octubre de 2008

CHICHA Y PICHICATA

RECOMENDADO
Abrumados como vivimos gran parte de los ciudadanos de este país por el proceso de la ‘chicha-política’ masista y sus propósitos de fractura y descomposición nacional, tenemos además que sobrellevar el inocultable incremento de la actividad del narcotráfico y sus perniciosas secuelas para nuestro pueblo.
Hoy ya no se habla de kilos de cocaína decomisada, sino de toneladas que cotidianamente se ven en las noticias de los medios de comunicación del país, lo que nos da una clara señal del volumen de esta ilícita actividad y de la cantidad que puede lograr salir de nuestras fronteras.
Parece nomás que existe un ‘tórrido’ romance entre este proceso político masista y el narcotráfico, al margen de que todos sabemos que la madre del cordero son los cocaleros y Chapare, convertido hoy en territorio ‘libre’, sin otras leyes que las que se dan para sí las energúmenas e impías bases de Evo Morales.
Nadie puede negar hoy que la actividad del narcotráfico se ha ‘socializado’ (a tono con el proceso de la ‘chicha-política’ masista), de manera tal que ya no son los antiguos narcotraficantes de ‘medio pelo’ los dueños del negocio, sino humildes campesinos (potenciales millonarios corruptos) atraídos por las facilidades y la permisividad del actual momento político del país.A menudo escuchamos decir a ciudadanos de a pie que si no fuera por las remesas que nuestros compatriotas nos envían desde el extranjero y por la plata que genera el narcotráfico, nuestro país ya hubiera hecho aguas por los cuatro costados. Mucho de realidad tiene esta triste aseveración, pues ¿cuáles son los resultados de dos años y pico de gestión de Evo y Cía. en términos económicos reales? Tener como uno de sus ‘colchones’ económicos al narcotráfico puede que le otorgue al Gobierno oxígeno político-financiero y hasta un cínico discurso ‘antiimperialista’ de defensa de la ‘sagrada hoja’, pero en lo que toca al país lo va hundiendo cada vez más y haciéndolo inviable para iniciar un proyecto nacional serio, digno y soberano.Dejémonos de ‘pendejadas’ y tomaduras de pelo, ser antiimperialista no es ser defensor del cato de coca (cuyo destino nos imaginamos) ni de los movimientos cocaleros que luchan “hasta las últimas consecuencias” para que nadie los controle en la dichosa ‘producción’ de esta hoja. Ser antiimperialista es demandar del Primer Mundo, sin excepción, recursos y mercados para iniciar la conversión de esos vastos territorios de coca en territorios de cultivo, a fin de producir alimentos en este especial momento de hambre que vive la humanidad. Hay que demandar del imperio que acabe con la deshumanización de su política exterior y con la pobreza de nuestros pueblos, pero no con regalitos ni con asistencialismo, sino con planes y proyectos compartidos que garanticen dignamente trabajo y comida sostenible para nuestros compatriotas. Lo demás es cuento, es usar la ideología como coartada de un proyecto racista, es pose fabricada y es tapar el tremendo fracaso de una gestión administrativa que sólo se ha encargado de confrontar y dividir a los bolivianos
* Ciudadano, jyavari@hotmail.com

http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-10-01/vernotacolumnistas.php?id=080930215021

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog