Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

miércoles, 27 de agosto de 2008

Lizandro García Olmos: Tiranía en Bolivia

John Locke, uno de los padres del liberalismo, decía que donde quiera que acabe la ley, allí comienza la tiranía. En Bolivia estamos viviendo un sinnúmero de tiranías, o una multitiranía. Todos utilizan supuestamente la ley, todos pretenden que la aplican, todos la interpretan a su propia manera, y todos, muy especialmente después de los resultados del referéndum del 10 de agosto, se creen con la suficiente legitimidad como para imponer a los demás su propia interpretación de la ley. Pero cuando dicen interpretar la ley, ni siquiera se refieren solamente a las normas constitucionales sino, en muchas ocasiones, a sus propias nociones de lo que supuestamente sería "justo", a pesar de nos estar plasmado en ninguna ley. Entonces tenemos a esos colectivos egoístas llamados movimientos sociales, exigiendo la aprobación de un texto constitucional por decreto, seguramente piensan que aunque no es legal es "justo" y "legítimo" hacerlo. A nombre de la justicia y la legitimidad están dispuestos a impulsar cualquier barbaridad. Lo cierto es que si el gobierno hiciera tal cosa, estaría confirmando su vocación por la dictadura, autocracia, totalitarismo, como quieran llamarle. Su rechazo a las "sutilezas" de la constitucionalidad y la ley se ha puesto en evidencia desde hace mucho pero ¿poner en vigencia una constitución por decreto? esa sería la última señal necesaria para decirles en sus caras que son unos dictadores. Alguien, horrorizado me dirá: ¿cómo podrías decirle dictador a alguien que ha sido ratificado con más de dos tercios de la votación nacional? Ni ese porcentaje de ratificación, ni el resultado de las elecciones de 2005 implicaron, implican e implicarán nunca la concesión de cheque en blanco alguno en favor de Evo Morales. Aun si en un referéndum nacional, el pueblo respondiera mayoritariamente "si" a la pregunta: ¿Está usted de acuerdo con concederle a Evo Morales poderes absolutos para gobernar? La democracia en un Estado de Derecho no se trata solamente de elecciones y números, no son los porcentajes y las masas vociferantes lo que hace a un gobierno justo o legítimo. Ciertamente el mejor mecanismo para elegir autoridades es el voto secreto, universal y directo, pero ello no es todo, es solamente un método, entre otros mecanismos e instituciones, para evitar la consolidación de la dictadura y la esclavitud. Junto con los votos y las elecciones y los números y porcentajes, están los principios sobre los cuales ha sido constituida nuestra república, están los principios sobre los que descansan las naciones civilizadas, están los derechos del hombre y los derechos humanos, las cartas de organizaciones promotoras de la paz (como la ONU), están toda la jurisprudencia constitucional y el constitucionalismo comparado, están los derechos y libertades por los que los seres humanos hemos luchado durante siglos y que las constituciones, las normas y las instituciones lo único que hacen es reconocer. Todo este cúmulo de antecedentes, toda esta construcción de la humanidad, todos los logros de los ciudadanos del mundo durante la historia de la luchas por la libertad, no pueden ser abolidos por ningún gobernante aunque este obtuviera el 100% de los sufragios a su favor. Evo Morales solamente es un administrador de los negocios del Estado, es un gerente que hemos contratado por tiempo limitado para administrar nuestros bienes, y cuyas acciones deben realizarse dentro del marco de la Constitución y las leyes, de lo contrario está siendo corrupto y está faltado a los principio de vida de la República de Bolivia. Lo mismo con otras autoridades. Lo Prefectos tampoco son más que administradores de los intereses regionales. Si sus acciones pasan por alto la ley, entonces están cometiendo actos de corrupción. Y lamentablemente, con más de un año sin Tribunal Constitucional, el Presidente y el resto de las autoridades están actuando al margen de la ley, están dejando de lado los principios del Estado de Derecho, están gobernando de hecho, de acuerdo a sus criterios y sus caprichos, y se están convirtiendo, poco a poco, en los dictadorcillos de cada republiqueta. Los ciudadanos, muy ocupados en tomar partido por sus caudillos, están permitiendo que esto suceda, que se destruya el Estado, y que en lugar de estar sometidos a las leyes, estemos sometidos a caprichos de personas.
lizandrocolmos@gmail.com

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog