Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

domingo, 24 de agosto de 2008

Humberto Vacaflor: HA COMENZADO LA GUERRA

Un escuadrón de cocaleros, con armas de fuego, llegó en los últimos días a Trinidad para enfrentar a quienes se oponen al presidente Evo Morales. Uno de esos soldados del movimiento cocalero fue dominado por un grupo de gente desarmada.
Otro comando cocalero dirige los bloqueos a la ciudad de Sucre. Allí se está librando la primera batalla de esta guerra, que es para quitar a las prefecturas la posibilidad de coordinar su labor con las subprefecturas. La última prefecta elegida en el país es desafiada ahora por el presidente Morales y sus grupos de acción directa.
Los cocaleros han ido adquiriendo en los últimos meses las características de un ejército que se moviliza por todo el territorio nacional para cumplir tareas de presión en lugares específicos.
Estuvieron en las cuatro capitales autonómicas durante los referendos por los estatutos; llegaron hasta Yapacaní, hasta San Julián, hasta Yacuiba, hasta Sucre y en algún momento amenazaron con avanzar sobre Huanuni si es que los mineros seguían provocando problemas al gobierno de Morales.
Este ejército de cocaleros tiene como referentes a las FARC de Colombia y a Sendero Luminoso de la zona de VREA en Perú. Son ejércitos financiados por el narcotráfico en Colombia y Perú. O manejan directamente el negocio, con Alfonso Cano en Colombia y Víctor Quispe en Perú.
Los cocaleros bolivianos producen coca que, según las cifras oficiales, sólo en 1,8% se dirige al mercado tradicional, al consumo en hoja. Por lo tanto, producen sobre todo para el narcotráfico.
Los cocaleros bolivianos están llegando cada vez a lugares más alejados de su sede de operaciones. Podría decirse que han dejado de cultivar sus “catos” y ahora se dedican exclusivamente a las tareas políticas que les ha encomendado su jefe, es decir el Presidente de la República.
Como se sabe, para movilizar a un ejército es preciso contar con muchos recursos. Ése no debe ser un problema del ejército de cocaleros. Es probable que cuente con armas y recursos de países e intereses amigos.
Por lo tanto, se podría decir que en Bolivia ha comenzado la guerra. Hay un ejército movilizado que se propone atacar a las regiones donde su jefe no es aceptado.
Es probable que este ejército irregular entre en coordinación con los grupos de acción terrorista a cargo del ejército nacional, como el que actuó el 21 de junio en Yacuiba y del que el gobierno y el ejército han decidido no hablar. Un hecho terrorista del que el ejército es responsable, porque fue un oficial quien lo cometió, y el gobierno también lo es, porque el oficial estaba asignado a la Presidencia de la República.
Sería muy peligroso que el ejército nacional, así como toleró y ahora oculta información sobre el hecho de Yacuiba, se preste a actuar en coordinación con el ejército de cocaleros.
Este ejército de cocaleros actúa también en coordinación con la Policía. Los bloqueos a la ciudad de Sucre, comandados por cocaleros, no son levantados por la Policía nacional.
Por lo tanto, ahora en Bolivia hay un ejército movilizado para atacar a regiones específicas. Es probable que en esas regiones surjan también grupos armados para defenderlas. Un ejército que ataca y otro que se defiende. Esa es la historia de todas las guerras.
*Humberto Vacaflor G.

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog