Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

miércoles, 8 de octubre de 2008

Roberto Barbery: El ombligo de Evo

Dante es la encarnación de la imagen antropomórfica de Dios. El comienzo y el fin del universo reducido a la dimensión peregrina de sus afectos, aún más allá de sus propias referencias culturales. Así, también se puede leer La divina comedia, con los círculos del Infierno, las terrazas del Purgatorio y las esferas concéntricas del Paraíso, como una recreación de sus ansiedades sentimentales y políticas. Beatriz y Florencia están hechas a la medida de sus pulsaciones. La musa en el Paraíso y Sodoma en el Infierno. Spinoza sugiere que si un triángulo se imagina a Dios, lo concibe como un triángulo más grande. Toda obra se eleva a la altura del ombligo de su autor.
*
La insoportable levedad del ser, de Kundera, es un ensayo para liberarnos de la insoportable gravedad del ser, que es la regla. El protagonista de la novela vive con intensidad la temporalidad de su existencia, sin otra pretensión que la alegría singular —¿pleonasmo?—, en medio de una sociedad paranoica —¡sovietizada!— que juega al heroísmo plural de la política… Y hasta se da margen para flirtear sin emoción con la rebelión colectiva, mostrando una consecuencia despreocupada —que es lo contrario, ciertamente, de la inconsecuencia preocupada… Al final comprende que es feliz.
*
Los sin nombre...
...los que no merecieron elogio ni vituperio, los que no tuvieron virtud ni vicio, padecen en el umbral del Infierno de Dante; en un lugar que no tiene nombre... El Infierno no quiere recibirlos por la gloria que reportarían a los malos y el cielo tampoco porque ofenderían a los buenos…
“Spinoza sugiere que si un triángulo se imagina a Dios, lo concibe como un triángulo más grande. Toda obra se eleva a la altura del ombligo de su autor”
“El protagonista de la novela vive con intensidad la temporalidad de su existencia, sin otra pretensión que la alegría singular”
*Roberto Barbery A.es analista político.

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog