Este blog ha sido creado para que los paceños nos quitemos el estigma de que somos masistas. LA PAZ NO APOYA AL MAS, La Paz no apoya los afanes totalitarios del gobierno de Evo Morales. Bienvenidos los nuevos lectores: LA PAGINA SE ACTUALIZA DIARIAMENTE

jueves, 9 de octubre de 2008

ANTONIO ARUQUIPA: DEMOCRACIA Q.E.P.D.

La propuesta de “cambio” del MAS se ha esclarecido con las recientes declaraciones del presidente Morales y la represión militar en Pando. El Primer Mandatario quiere cambiar la democracia —entendida como el sistema de Gobierno donde se respetan los derechos humanos y libertades ciudadanas— por un régimen que además de asegurarle la perpetuidad en el poder lo libera de la incómoda fiscalización de la prensa y el “bloqueo” de la oposición para personificar y concentrar el poder del Estado. Esta estrategia de poder aparece detallada en el proyecto de Constitución que el MAS sancionó en sus tres fases el año pasado: aprobación en “grande” del índice en el recinto militar de La Glorieta, en “detalle” de los números (no texto ni contenido) de los artículos y en “revisión” por un grupo de desconocidos en la Lotería Nacional en La Paz. Después de forzar la validación de la “nueva Constitución”, el MAS busca la aprobación por mayoría de votos en el Congreso de un nuevo “Código Electoral” para convocar a elecciones generales en el plazo de seis meses, tal como lo establece la primera disposición transitoria del texto oficialista. El Presidente quiere instalar una competencia por el poder con reglas de juego que él y su partido definan. En esos comicios, el Jefe de Estado buscará la reelección que, según el texto de La Lotería, no será reelección porque como dice la disposición transitoria segunda: “Los Mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución no serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”. En este “proceso de cambio” el MAS podrá designar, también por mayoría, a una corte electoral compuesta por cinco miembros, cuatro designados en el Congreso y un quinto por el Presidente. Estos árbitros electorales nombrados por el oficialismo controlarán las elecciones de candidatos a jueces que serán previamente seleccionados por un denominado “Control Administrativo de Justicia” designado y controlado por los “movimientos sociales”. El Tribunal Constitucional estará conformado por magistrados, abogados y administradores de justicia comunitaria, quienes también serán preseleccionados por las facciones organizadas que “apoyan el cambio” y al presidente Morales. Hoy la ciudadanía reclama independencia del Poder Judicial con respecto al poder político, pero mañana los jueces dependerán de los designios del partido en función de Gobierno y de las milicias que en la “nueva constitución” se denominan “control social”. El Poder Legislativo también será sometido a los designios del Jefe de Estado quien, en su condición de jefe del partido oficialista, podrá controlar todas las determinaciones del primer poder del Estado; el artículo 164 del proyecto del MAS dice textualmente que “las decisiones de la Asamblea se tomarán por mayoría absoluta de sus miembros presentes”. Pero como el control de los poderes del Estado es insuficiente si no se manipula la conciencia ciudadana, el proyecto del MAS ha previsto un mecanismo de censura contra el periodismo que según el artículo 108 estará sujeto a la exigencia de informar con “responsabilidad”; vale decir que si los “movimientos sociales” o el Presidente consideran que alguien divulga hechos de manera “irresponsable”, tendrá que atenerse a las consecuencias. Si el MAS consigue instaurar este sistema de poder, “por las buenas o por las malas”, probablemente la tapa de su texto constitucional tendrá que llevar el siguiente lema que nos recuerda al Ministro Quintana: “Democracia Q.E.P.D.”.
* Periodista, constituyente de Podemosantonioaruquipa@hotmail.com

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

DEFIENDE TUS DERECHOS, VOTA NOO!!

Archivo del blog